Cómo hacer una cámara oscura

Cómo hacer una cámara oscura
Hoy en día estamos acostumbrados a poder tomar fotos en cualquier momento y desde cualquier dispositivo: nuestro teléfono móvil, la tableta, la cámara web del ordenador, las propias cámaras digitales… Pero todos estos avances nacieron de una única herramienta: el cuarto oscuro. ¿Saben cómo es? ¿Quieres construir uno tú mismo? Hoy en día retrocedemos un par de siglos en el tiempo para aprender a tomar fotos de la forma más rudimentaria y en tu propia casa.

¿Qué es una cámara estenopeica?

La palabra "cámara" viene del latín camara obscura, que simplemente significa "cámara oscura". Una cámara estenopeica es uno de los ejemplos más básicos de este concepto. Se construyen a partir de una caja a prueba de luz, papel fotográfico y un pequeño agujero, a menudo hecho con un alfiler. Técnicamente, cualquier tamaño de caja funcionará, incluso un dormitorio puede convertirse en una cámara estenopeica, pero si realmente quieres mantener tus imágenes como una fotografía, su dimensión debe ser similar a la de un papel fotográfico.

El agujero es sólo una abertura, pero no una lente real. Y aunque es tan pequeño, seguirá registrando una imagen en el lado opuesto de la caja, exponiéndola en el papel fotográfico. Si ya lo sospechabas, esto significa que tu imagen no se verá inmediatamente y tendrás que revelarla, pero eso también es parte de la diversión.

Cómo hacer una cámara oscura

  • Lo que necesitas. Para hacer una cámara oscura sólo necesitas reunir los materiales más simples: una caja de cartón, cinta adhesiva (hazla negra), papel vegetal, pegamento, tijeras, un alfiler y pintura negra.
  • Preparar la caja. Primero tendrás que coger la caja y hacer un gran agujero en uno de los lados, dejando un borde de unos 2 centímetros. En el lado opuesto, tendrás que cortar un cuadrado de 2 por 2 centímetros y que está justo en el centro. Pintar el interior de la caja y la tapa de negro y dejarla secar.
  • Conversión a cámara. En el pequeño cuadrado que has hecho (el 2×2) pega un trozo de papel de aluminio, y con el alfiler, justo en el centro haz un pequeño agujero. En el lado opuesto, donde está el agujero más grande, cúbrelo con el papel vegetal y cierra la caja (con la tapa) y asegúrate de que no entre ninguna luz.
  • Como funciona. Una vez terminado, pon la caja frente al objeto que quieras, pero debe estar muy bien iluminada. El papel de calco tendrá que estar en el lado opuesto del objeto; si te pones delante de él, verás la imagen reflejada pero al revés. Si es difícil de ver, ponga un paño negro sobre él, para que sea más oscuro.

 

Entradas Relacionadas