Derechos audiovisuales

Derechos audiovisuales
Los derechos audiovisuales o de adaptación audiovisual de una obra son, junto con los derechos de traducción, los más delicados que existen, porque son los que permiten empujar esa obra hacia nuevos horizontes de visibilidad y extender así su vida comercial, lo que sin duda ayuda al autor a consolidar su carrera de escritor.

Tipos de obras audiovisuales

Cortometrajes

El único requisito para considerar que una producción es corta es su duración. Así, según la Ley de Cine, consideramos corto una producción cinematográfica cuya duración es inferior a 60 minutos, excepto las de formato 70 mm.

En los cortometrajes encontramos historias contadas, con gran éxito, en un tiempo muy corto; incluso, menos de 1 minuto. La historia del cine ha dado grandes cortometrajes, como el dirigido en 1929 por Luis Buñuel con guión de Salvador Dalí: "El Perro Andaluz".

Largometrajes

Un largometraje es una producción que dura más de 60 minutos. Conocido popularmente como película, para clasificar un largometraje podemos utilizar diferentes aspectos como el estilo, el tipo de público o el formato utilizado.

La película más exitosa de la historia fue Avatar (2009), una macroproducción audiovisual de ciencia ficción americana dirigida por James Cameron.

Documentales

¿Qué tiene de especial un documental? Es un género cinematográfico basado en el uso de imágenes reales previamente documentadas, con la intención de construir una historia. Un documental no tiene límites, puede tratar cualquier tema que el director considere conveniente.

Los cineastas como Michael Moore publican sus obras en este formato. Uno de sus documentales, Bowling for Columbine (2002) ganó el Oscar al mejor documental en 2003.

Serie de ficción

También conocida como serie de televisión, es un tipo de producción audiovisual formada por episodios que mantienen la misma trama o tema. También tiene diferentes variantes, siendo las más destacadas las llamadas sitcoms, comedias de situación para el formato televisivo. Entre las comedias más famosas podemos encontrar series como Friends o Cheers.

Emisiones en directo: streaming

Lo creas o no, no necesitas una gran inversión para transmitir cualquier evento en vivo. Simplemente, con una cámara y una conexión a Internet, puedes hacer tu transmisión en vivo. Este tipo de producción se llama transmisión en vivo.

El funcionamiento del streaming es muy simple, mientras se almacena un buffer de datos, estos se descargan en el ordenador del usuario, y luego se muestran sin interrupción.

Este método puede utilizarse para la transmisión en directo de eventos deportivos, conferencias de prensa, cursos o cualquier otro evento que lo requiera.

Derechos audiovisuales

Cuando nos enfrentamos a una producción audiovisual, debemos tener en cuenta los principales derechos que entran en juego. Los derechos más importantes que existen son los siguientes:

  • Transferencia de derechos: los derechos son transferidos. La cesión es, a efectos prácticos, como una renta, y en ningún caso pueden ser vendidos, ya que supondría una renuncia a la autoría de la obra, lo cual es imposible. En la realización de una película, todos los derechos son cedidos a la productora. Si en el contrato de cada uno de los artistas no aparece el plazo de la cesión, ésta se estimará automáticamente en 5 años.
  • Obra audiovisual vs. grabación audiovisual: en la obra audiovisual están los derechos de autor. En la grabación audiovisual no se reconoce tal autoría, como por ejemplo, la realización de un partido de fútbol o un programa de noticias.
  • Derecho de la Propiedad Audiovisual: en el que podemos encontrar obras en colaboración u obras colectivas, dos conceptos diferentes. En el primero, la obra de cada autor puede ser identificada individualmente, mientras que en el segundo no lo es.
  • Derechos de autor: los autores tienen los siguientes derechos sobre la obra audiovisual:
  • Derechos morales: la capacidad del autor de defender la integridad de su obra. Cuando el autor muere, estos derechos pasan a los herederos.
  • Derechos económicos o de explotación: son los derechos que el autor va a ceder en un contrato a una productora. El autor puede ceder o renunciar a estos derechos patrimoniales y, por lo tanto, pueden ser valorados financieramente. Estos derechos de explotación son los siguientes:
    • Derecho de reproducción
    • Derechos de distribución
    • Derecho de comunicación pública
    • Ley de transformación
  • Derecho a la remuneración por copia privada: se refiere al acto físico de realizar una copia privada con fines no lucrativos, como la grabación de una película para la televisión. Por ejemplo, cuando compramos una grabadora Blu-Ray, o cualquier aparato de vídeo o grabación, una remuneración por este derecho está implícita en el precio de la grabación.

Entradas Relacionadas