Evolución de la fotografía

Evolución de la fotografía
La historia de la fotografía, es realmente fabulosa y llena de ingenio. Hoy en día todos tenemos al menos una cámara, en el teléfono o individual, pero no siempre ha sido así. Explicamos su origen, también quién inventó la fotografía y cómo ha evolucionado.

El origen de la fotografía

La cámara es la aplicación de la óptica a la química. Su precedente remoto es la cámara oscura, un fenómeno conocido por los chinos hace dos mil quinientos años y que tomó forma en el siglo XVI.

A finales de la Edad Media, el erudito árabe Al-hazen observó eclipses de sol a través de una cámara oscura, que describió en el Renacimiento de la siguiente manera: "Si un rayo de sol entra en una cámara oscura a través de un agujero, proyectará una imagen invertida en el lado opuesto.

Para inventar la cámara y obtener una imagen, bastaba con reemplazar ese agujero con una lente. Esto lo hizo el italiano Aniello Barbaro en 1568, introduciendo una lente convergente para mejorar la nitidez de la imagen.

Sólo faltaba una cosa, y era encontrar un método para fijar la imagen de forma natural, sin recurrir al lápiz o al pincel.

La reproducción invertida y reducida de una imagen a través de una lente convergente es un fenómeno llamado cámara oscura, nombre que hace referencia a una habitación pintada de negro con un agujero que deja pasar un rayo de luz que da como resultado una imagen invertida en la pared interior opuesta.

De esta manera, interponiendo un papel o cualquier otro soporte entre la pared y el rayo de luz, es posible dibujar la imagen expuesta sobre ella.

¿Quién inventó la fotografía y dónde?

Este litógrafo aficionado francés, para prolongar la duración de la imagen, recurrió al betún de Judea, que se endurece y se vuelve blanco si se le da luz, y sobre una placa recubierta de esta sustancia Niépce reprodujo algunos grabados en 1822: los antepasados de la fotografía.

En 1826 Niépce capturó, después de ocho horas de exposición en una placa cubierta con betún de Judea, el primer positivo de una imagen. La fotografía como la conocemos hoy en día acababa de nacer.

El motivo fotografiado desde las ventanas de su casa de campo en Gras era el techo y el granero, y es claramente la primera fotografía sobre un soporte de metal.

Poco después, en 1826, el pintor francés Louis J.M. Daguerre, especialista en hacer dioramas, escribió a Niépce, que ese año obtuvo la primera fotografía, informándole que estaba detrás de la obtención de imágenes permanentes con una cámara oscura.

Niepce no prestó mucha atención, pero tres años después se convirtieron en socios. Diez años después vendieron los derechos del invento que Niepce llamó heliografía, al gobierno francés, que teóricamente posee los derechos del invento de la fotografía.

Los daguerrotipos (1835) fueron el resultado de la unión de Niépce y Daguerre, que sustituyó la placa de Niépce por una de metal.

La imagen obtenida fue de una perfección asombrosa y el daguerrotipo se apoderó de Europa: en sólo un año se vendieron más de medio millón de placas en París y en Estados Unidos más de tres millones en 1853.

La fotografía se perfiló definitivamente, después de los trabajos del matemático inglés Henry Fox Talbot y de Hippolyte Bayard, cuyas investigaciones, además de los trabajos de Niepce, permitieron fijar imágenes en el papel.

Utilizó para sus experimentos pequeñas cajas cuadradas de seis centímetros cuadrados que su esposa llamó ratoneras con las que obtuvo negativos en miniatura.

La primera imagen fotografiada por Talbot fue una celosía en 1835, y no le dio el nombre de fotografía sino de dibujo fotogénico, hoy llamado calotipo.

Las fotografías obtenidas de esta manera fueron a la primera exposición de fotografía del mundo en París en 1839.

Uno de sus logros fue que se obtuvieron después de quince minutos de exposición, tiempo que pronto se superó, ya que en 1849, Talbot lo redujo a treinta segundos revelando los negativos, un sistema que él creó.

Resumen de la historia de la fotografía

El primer hombre que logró retener una imagen bajo la acción de la luz fue el francés Nicéphore Niépce en 1812, pero las imágenes no eran estables.

La primera fotografía auténtica y más antigua conservada tendrá que esperar hasta 1825 cuando Niépce hizo un retrato de un grabado que mostraba un potro.

Al año siguiente, retratará su casa de Saint-Loup de Varennes y muchos historiadores creerán por un tiempo que esta es la foto más antigua existente. En 1929, Niépce se asoció con Jacques Mandé Daguerre, inventor del Diorama, para desarrollar su invento, pero murió en ruinas en 1833.

Las primeras fotos de Niépce fueron tomadas untando una placa de peltre con betún de Judea, un derivado del petróleo que se endurece de forma diferente según la luz recibida. Las placas debían ser expuestas ocho horas por día, tratadas con ácido en una habitación oscura, y el dibujo debía ser seguido.

Daguerre intentó extender una capa de nitrato de plata sobre una placa de cobre, que luego se expuso a la luz y se sumergió en cloruro de sodio. Consiguió la primera impresión estable en 1938 y sus fotos se llamaron daguerrotipos.

Poco después, tres inventores mejoraron el proceso casi simultáneamente, William Fox Talbot, inventor del calotipo, Hércules Florence e Hipólito Bayard. Pero las fotos se hicieron sobre un soporte de vidrio y eran difíciles de transportar. Además de ser fáciles de romper; aunque, por ejemplo, Shackleton las llevó consigo durante sus viajes de exploración al Polo Sur y obtuvo buen dinero por ellas. Tampoco era raro verlas en el Salvaje Oeste.

Finalmente, en 1884, Eastman Kodak perfeccionó la película de celuloide y se produjo un cambio radical con su cámara de cien imágenes, que se comercializó en 1888.

En 1891, Edison perforó los bordes del celuloide para trabajar en su cinescopio y comercializó la película de 35 mm por primera vez.

En 1925, una vez terminada la guerra, Oskar Barnack puso en circulación la cámara Leica. La primera cámara de 35 mm que se comercializó en masa.

La primera foto permanente en color, de un bucle coloreado, fue tomada en 1861 por el físico escocés James Clerk Maxwell, el descubridor de las ondas electromagnéticas. Pero no fue hasta 1907 que se acercó un sistema capaz de retener todos los colores, y no fue hasta 1935 que Kodachrome y luego Agfacolor comenzaron a comercializar películas en color.

En 1969, los americanos Willard Boyle y George Smith desarrollaron el CCD capaz de grabar la imagen mediante una serie de células fotoeléctricas o píxeles y guardarlos en una tarjeta de memoria.

Entradas Relacionadas