Guión americano

Guión americano
Cuando tenemos que escribir un guión, siempre tenemos muchas dudas, ya que hay diferentes formatos dependiendo del medio en el que vamos a trabajar, el equipo en el que vamos a estar… Como hemos visto antes, hay 3 tipos de guión (literario, técnico y story board) pero hoy nos vamos a centrar en los guiones que tienen que ver con el mundo de la radio. ¿Has oído hablar del guión americano y del guión europeo? Entonces vamos a ver sus diferencias para que cuando tengas dudas sobre cómo hacer un guión de radio o de obra por obra, puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Guión americano

La presentación de la información (la parte más literaria) se hace en una sola columna mientras que la parte dedicada al personal técnico, se separan del orador con párrafos. Como si se tratara de un guión cinematográfico, en el guión de la radio americana los nombres de los locutores se escriben en mayúsculas. Para que el técnico tenga indicaciones mucho más claras a seguir, deben ser subrayados en el papel. Es conveniente dejar suficiente margen en los lados para poder escribir a bolígrafo cualquier otra nota relevante que pueda surgir una vez impreso el guión.

Guión europeo

Si va a optar por el guión europeo, debe saber que tiene al menos dos columnas: la de la izquierda para las indicaciones del equipo técnico y la de la derecha para la parte específica de los oradores. Pero puede haber más columnas y en ese caso deben añadirse a la derecha, ya que la información técnica debe estar siempre a la izquierda para que sea clara y comprensible a simple vista.

Claves para hacer un guión

La elaboración de un guión de radio no es una tarea complicada. Sin embargo, su concepción es, es decir, pensar en todo lo que vamos a transmitir a través de las ondas y, más importante, cómo lo vamos a hacer. En cualquier caso, es vital conocer las técnicas que se van a poner en práctica para plasmar en el papel tanto las indicaciones para el control del sonido como las dirigidas a la emisora de radio. Lógicamente, el tratamiento de estas indicaciones estará estrechamente relacionado con el tipo de guión que elijamos, ya que no será lo mismo enfrentarse a un guión literario que a uno técnico, ni tampoco será lo mismo diseñar un guión técnico-literario.

Pero dejando de lado las particularidades, parece claro que un guión, para que sea plenamente comprensible para los técnicos y los hablantes, debe reflejarse:

  • El orden en que sonarán las diferentes materias primas utilizadas para la producción de un determinado programa y, en algunos casos, también será conveniente indicar la duración de la música, un efecto, etc., aunque cuando el producto es bien conocido, no es absolutamente necesario.
  • El modo de aparición y desaparición de los sonidos (Foreground, Fade In, Background, etc.)
  • El modo de permanencia en antena de un sonido (podemos mantener, por ejemplo, una música en Segundo Plano mientras un orador habla en Primer Plano, pero también podemos elevar la esamúsica a Primer Plano cuando el orador está en silencio).
  • El medio en el que se graba un sonido y su descripción (un efecto sonoro o una melodía pueden ser grabados en un CD, o en una cinta de casete, o en una cinta de carrete abierto, etc.).
  • Para expresar estas cuestiones sobre el papel, es habitual utilizar un código que abrevie tanto los aspectos relacionados con la planificación como los relacionados con el uso de las figuras en el montaje. Así, en un guión radiofónico indicaremos las órdenes de esta manera:

Planos

  • PP = Primer plano
  • 2P = Fondo
  • 3P = Tercer Plan
  • PPP = Primer plano

Figuras de la asamblea

  • F.In o Fade In = Fade In
  • F.Out o Fade Out = Fade Out
  • F/E = Fade in
  • F = Fusionado
  • E = Encadenado
  • Resolver = Resolver

Entradas Relacionadas