Materiales que absorben el sonido

Materiales que absorben el sonido
Seguramente recuerdas el salón de música de la escuela con docenas de huevitos de cartón plagados en las paredes. No, no era una tendencia decorativa. El uso de estos materiales tenía un objetivo muy específico: absorber el sonido. ¿Qué materiales, no tan “caseros”, se utilizan normalmente? Ahora lo vemos.

Materiales que absorben el sonido

Ciertos materiales, como los tejidos gruesos, se destacan por su gran capacidad de absorción de sonido. Se utilizan en ciertos contextos para eliminar la sensación de amplitud y reverberación y hacer que el sonido parezca provenir de los altavoces de una manera muy enfocada. Como seguramente sabe, el sonido es la propagación de una perturbación en el aire a través de la vibración de sus partículas. Cuando esta perturbación alcanza otro medio, por ejemplo cuando rebota en una pared, parte de la energía pasa a través de la pared, parte se refleja y parte se disipa en forma de calor.

La cantidad de absorción depende de la superficie. Cuanta más superficie ocupen las paredes, por ejemplo en una sala de conferencias, más se disipará el sonido en forma de calor. Además, cuantos más objetos haya en la habitación, más superficies tendrán que ocuparse de las ondas sonoras y se producirá una mayor atenuación.

Conceptos básicos sobre la insonorización

Los paneles y muchos de los materiales acústicos que se utilizan para evitar el ruido del ambiente exterior no siempre cumplen con las expectativas de aislamiento y acondicionamiento. Para lograr un resultado efectivo, es mejor conocer las definiciones acústicas más importantes, algunas de las cuales están directamente relacionadas con los materiales.

Aislamiento acústico y materiales absorbentes

Vamos a decirte la diferencia entre los materiales aislantes y absorbentes utilizados en el tratamiento de acondicionamiento o insonorización y el aislamiento, estos son

Materiales de aislamiento acústico

Generalmente, estos elementos llamados aislantes de ruido se identifican por sus características capaces de reflejar los sonidos que llegan al ambiente. Con este material aseguramos que las paredes mejoran su aislamiento, duplicando la frecuencia de los ruidos que afectan directamente a la lámina colocada que resiste las vibraciones, alejando con este comportamiento el sonido.

De esta manera se desvía la frecuencia de coincidencia, siguiendo los principios de la "Ley de la masa". Y, aunque la pared aísla menos, requiere un grado de aislamiento proporcional a la rigidez del tabique.

Como regla básica, el material aislante cumplirá su función cuando la frecuencia de coincidencia sea mayor, dependiendo del cociente entre la rigidez y la masa, consiguiendo así una mayor flexibilidad y una alta densidad en este elemento ideal para el aislamiento acústico.

Los materiales aislantes acústicos que podemos encontrar para llevar a cabo el aislamiento pueden ser

  • El plomo es el mejor aislante acústico de todos, ya que aísla del sonido y las vibraciones. Sin embargo, su uso está actualmente prohibido, por lo que se utilizan otros materiales alternativos como láminas pesadas y flexibles de goma, betún, asfalto, EPDM, etc.
  • Los materiales aislantes que se utilizan generalmente en la construcción como el hormigón, el terrazo, el acero, etc. son muy rígidos y no porosos, por lo que son buenos aislantes porque se rigen por la ley de masas.
  • Las cámaras de aire entre las paredes también son eficaces aislantes acústicos. Si se añade también material absorbente al espacio entre las paredes (por ejemplo, lana de roca o lana de vidrio), se mejora el aislamiento acústico. Para un aislamiento acústico eficaz, la densidad del material absorbente del sonido instalado en la cámara no es demasiado importante. Lo que es realmente importante es que la resistividad del flujo de aire (AFr) de dicho material sea superior a 5 kPa.s/m2. Si se cumple este parámetro, se obtienen los mismos resultados de aislamiento acústico independientemente de la densidad de la lana mineral utilizada.

Materiales absorbentes

Se caracterizan por transformar la energía sonora en otro tipo de energía, evitando que el ruido se refleje lo menos posible y penetrando más energía sonora con la ventaja de transformar esta molestia en calor.

Aunque no existe una regla general sobre el comportamiento de los elementos, éstos están formados por absorbentes porosos que facilitan el paso del aire y penetran directamente en el interior.

Algunos factores influyentes en el aislamiento acústico de los materiales absorbentes son

  • Porosidad
  • Rigidez
  • Densidad
  • Células geométricas
  • Montando con distancias en las superficies más sólidas.

En general, debemos tener en cuenta que la absorción del material poroso aumenta si aumentamos la frecuencia en la pared. Por lo tanto, no hay nada mejor que separar los paneles unos pocos centímetros para lograr un mejor aislamiento acústico.

  • Materiales resonantes, que presentan la máxima absorción a una frecuencia determinada: la frecuencia del propio material.
  • Materiales porosos, que absorben más sonido a medida que la frecuencia aumenta. Es decir, absorben más eficazmente las altas frecuencias (los agudos). Cuanto más poroso es el material, mayor es la absorción. Los materiales porosos más comunes son las lanas minerales (roca y vidrio).
  • Absorbentes en forma de panel o membrana: absorben las bajas frecuencias (los bajos) más eficazmente que las altas frecuencias.
  • Absorbedor de Helmholtz: es un tipo de absorbedor creado artificialmente que elimina un cierto rango de frecuencias.

En resumen, los materiales de aislamiento acústico son generalmente malos absorbentes, ya que su objetivo es reflejar el sonido que llega a ellos. Los aislantes acústicos suelen ser más densos y rígidos (plomo, hormigón, acero, etc.), mientras que los absorbentes acústicos son más porosos para absorber y retener las ondas sonoras (lana de roca o de vidrio, poliuretano, etc.).

Los materiales porosos, los mejores

Como dijimos antes, los materiales porosos como las telas gruesas, la espuma de caucho o la lana mineral son tres de las mejores opciones para absorber el sonido. En otras palabras, los materiales porosos absorben más sonido que los no porosos. Cuando el sonido pasa a través de ellos tiene que enfrentarse a una gran cantidad de superficie que lo atenúe, multiplicando el efecto que tendría la fricción en la superficie de una pared. Por último, debe quedar claro que no todos los sonidos se atenúan de la misma manera.

Para los agudos, bastarán finas capas de material absorbente. Por otro lado, para los sonidos más bajos, con una longitud de onda más larga, se necesitarán más superficie y placas más gruesas de material absorbente.

Entradas Relacionadas