Realismo poético

Realismo poético
El realismo poético es un movimiento cinematográfico que se desarrolló en Francia entre las guerras, especialmente en los años 30. Los cineastas que formaron parte de este movimiento reflejaron en sus películas una atmósfera de pobreza, con escenarios atmosféricos, personajes marginales pertenecientes a las clases trabajadoras de la época, utilizando el simbolismo y un tono marcadamente melancólico. Los protagonistas de las películas de realismo poético eran pobres diablos que trataban de conseguir un amor imposible, moviéndose por lugares sombríos y vidas infelices.

Realismo poético

La definición "realismo poético" fue acuñada por el historiador Georges Sadoul, para aludir a una tendencia del cine francés, inmediatamente anterior a la Segunda Guerra Mundial, caracterizada por una serie de rasgos muy definidos. Por una parte, un marcado naturalismo en la elección de los personajes, a menudo procedentes de los sectores más bajos de la sociedad: desheredados de la fortuna, legionarios, desertores, proxenetas, prostitutas, delincuentes, suicidas. También es naturalista la topografía por la que pasan las historias: ambientes sórdidos, muelles, tabernas, suburbios industriales, hoteluchos equívocos, habitaciones con paredes descascaradas. Lo "poético" proviene del tratamiento que los libretistas y directores dieron habitualmente a este material, su romántica estilización de elementos negros, donde un implacable fatalismo preside la acción, la felicidad parece un espejismo inalcanzable, una visión sombría y pesimista de la existencia arrastra a sus criaturas a resultados trágicos casi infalibles.

Existe un contexto histórico más amplio y un contexto industrial más preciso para tales pesimismos. El período culminante del movimiento, que debe situarse entre 1933 y 1939, coincide con el desastre de las grandes empresas de producción comercial (Gaumont y Pathé-Natan), que pierden la confianza y el circuito de distribución, y que dejan libre la creación. El punto más bajo del cine francés se produjo cuando las empresas dominaron el cine. Cuando las empresas quiebran, el cine se vuelve creativo y memorable. La desintegración industrial tiene lugar en 1934 y aparecen empresas de producción independientes, a veces de los propios autores.

Características del Realismo poético

Los rasgos fundamentales del realismo son los siguientes:

  • Trata de mostrar en las obras una reproducción fiel y muy apegada a los detalles de la realidad, por lo que abunda en descripciones.
  • Se opone al romanticismo en su rechazo de lo sentimental y trascendental y en su alejamiento de los escenarios exóticos; aspira, en cambio, a reflejar la realidad burguesa individual y social en el marco del desarrollo histórico.
  • Debido a su enfoque verístico o basado en la plausibilidad, el realismo literario también se opone directamente a la literatura fantástica.
  • Hace un uso cuidadoso de la ejemplificación, para mostrar diversos perfiles de temas, personajes, situaciones e incluso lugares; lo cotidiano y lo no exótico son el tema central, exponiendo los problemas políticos, humanos y sociales según una mentalidad materialista e individualista burguesa.
  • El lenguaje utilizado en los diálogos de estas obras abarca diversos registros y niveles, ya que expresa el discurso común de todas las capas de la sociedad e incluso reproduce el discurso popular, el registro coloquial y las características de los discursos regionales; en los pasajes narrativos, sin embargo, el estilo es académico, de largos y complejos períodos llenos de subordinación.
  • A medida que avanza esta estética, el monólogo interior comienza a utilizarse cada vez más, y a partir de la mera descripción física de los ambientes y de los actos de los personajes, la psicología de éstos se hace más profunda. Los diferentes personajes son complejos, evolucionan e interactúan entre sí, influyéndose mutuamente.
  • Las obras muestran una relación inmediata entre las personas y su entorno económico y social, del que son exponentes; la historia muestra a los personajes como testimonio de una época, de una clase social, de un oficio, etc. para lo cual el autor se documenta visitando los entornos y lugares, hablando con sus tipos y tomando notas de ellos que luego utiliza en sus obras para que den la sensación de realidad que busca.
  • El autor analiza, reproduce y denuncia los males que aquejan a su sociedad, por lo que transmite algunas ideas tradicionales o progresistas de la manera más veraz y objetiva posible, recurriendo a menudo al género de la novela de tesis.

Entradas Relacionadas