Stanislavski método

Stanislavski método
Konstantin Stanislavski (1863-1938) es el padre del mundialmente famoso método que lleva su nombre y que tiene siglos de aplicación en el mundo del teatro y las artes escénicas en general. Veamos de qué se trata. Durante su formación como actor, Stanislavski se dio cuenta de los obstáculos que los actores tenían que afrontar diariamente durante los ensayos. Por eso dedicó parte de su vida a hacer un manual para actores y directores. Los elementos que consideró claves son: la relajación, la concentración, la memoria emocional, las unidades, los objetivos y los superobjetivos. Esta propuesta de un proceso de actuación, fruto de su investigación, sigue vigente hoy en día en muchas escuelas de teatro del mundo. Stanislavski aseguró que su sistema era “el resultado de búsquedas de toda una vida”. Que había intentado encontrar un método de trabajo para los actores que les permitiera crear la imagen de un personaje, “respirando la vida interior de un espíritu humano y, a través de medios naturales, encarnándolo en el escenario de una forma artística hermosa”. Por eso el método Stanislavski se basa fundamentalmente en la creencia no sólo de que lo que se hace es real, sino de hacerlo real de forma natural. Esta es la base del método. Para el actor, director de escena y educador teatral ruso, lo físico, lo emocional y lo intelectual pueden llevar al actor a la veracidad para que el público crea en la actuación.

Principios del Sistema Stanislavski

  • Concentración: Responder a la imaginación aprendiendo a pensar como el "personaje" que estamos jugando.
  • Sentido de la verdad: Diferenciar entre lo orgánico y lo artificial. Stanislavski creía que hay leyes naturales de la actuación que deben ser seguidas.
  • Dadas las circunstancias: Desarrollar la habilidad de usar las habilidades anteriores para crear el mundo del guión (circunstancias dadas en el texto) por medio de la verdad y los medios orgánicos.
  • Relajación: Eliminación de la tensión física y relajación de los músculos durante la actuación.
  • Trabajo con los sentidos: Descubrir la base sensorial del trabajo; aprender a memorizar y recordar sensaciones, comúnmente llamadas "memoria sensorial" y/o "memoria afectiva"; aprender a trabajar a partir de pequeñas sensaciones, expandiéndolas, técnica que Stanislavski llama "esferas de atención".
  • Comunicación y contacto: Sin violar el contenido del guión, desarrollar la capacidad de interactuar con otros personajes de forma espontánea
  • Unidades y objetivos: Aprender a dividir el papel o la función en unidades sensibles que puedan ser trabajadas individualmente. Desarrollar la capacidad de definir cada unidad del rol, por un deseo activo de objetivos, en lugar de una mera idea literaria.
  • Estado mental creativo: Es una culminación automática de todos los pasos anteriores.
  • Trabajo con el texto del libreto: Desarrollar la capacidad de descubrir el significado social, político y artístico del texto, y ver que estas ideas están contenidas en la actuación.
  • Lógica y credibilidad: Descubrir cómo es verdad que la suma de los objetivos combinados son consistentes y coherentes, y que están en línea con el guión en su conjunto.

Stanislavski método

  • Luchar contra la palabra "franco". Escuchen las respuestas.
  • La naturaleza del personaje y la propia son a menudo contrarias, por lo que el actor debe estudiar cómo pronunciar cualquier discurso sin dejarlo al azar.
  • Habla siempre con naturalidad y sinceridad.
  • No hay que precipitarse, en un monólogo los silencios pueden ser considerados como detenciones, pero no son el absoluto, son "conversaciones con silencio". Es preferible no abusar, ya que el actor es mentalmente consciente de lo que está hablando.
  • Cuando un actor no está suficientemente entrenado, sin ningún remedio se pierde a sí mismo, deja de vivir con los sentimientos e ideas de su personaje.
  • Si el actor ve por sí mismo de qué debe hablar o qué debe convencer a su interlocutor en el escenario, logrará conquistar la atención del espectador con sus visiones, convicciones, creencias. Con sus sentimientos.
  • Cuando el actor se presenta al espectador como una persona viva de una u otra época, la más mínima falta de autenticidad en su actitud interna o externa obligará inmediatamente a un espectador perspicaz a estar en guardia.
  • El actor debe aprender a visualizar los acontecimientos de la vida del personaje, para que cuando hable de ellos, comunique al menos una pequeña parte de lo que sabe de ellos.
  • Los grandes actores son aquellos que escuchan todo lo que pasa en el escenario.

Entradas Relacionadas