Tipos de focos teatro

Tipos de focos teatro
En cualquier caso, ya sea teatral o musical, es importante iluminar bien el escenario. No es sólo cuestión de poner luces. Se trata de crear diferentes atmósferas a través de la intensidad y los colores de las luces. Sin embargo, este trabajo es a menudo subestimado por el público y la verdad es que es muy importante. Con las luces creamos esa magia que nos hace sumergirnos en la trama de una obra, en la intensidad de algunos acordes musicales… Por eso es vital saber qué tipo de luces podemos usar en un escenario.

¿Qué es la iluminación en el teatro?

A veces, lo que llamamos sombra, es la luz que no vemos. Como todo en la vida, las cosas comienzan al nacer. Y primero, estaba la luz. Normalmente no apreciamos su valor porque es un elemento cotidiano, pero en el teatro es una de las herramientas esenciales para dar color, forma y significado a lo que se representa.

En la técnica, la iluminación teatral es el conjunto de dispositivos que se instalan para producir ciertos efectos de iluminación, tanto prácticos como decorativos. Una definición correcta pero escasa, porque no se menciona como canal de comunicación. En la práctica, el arte teatral magnifica la luz como un código no verbal, y la muestra como un lenguaje a partir del cual se marcan escenas, presencias, ritmos y sensaciones

El teatro es algo mágico, de lo contrario no sería teatro, y parte de esa "culpa" está en la luz. Con ella, las ideas comienzan a ser posibles y las historias que se cuentan en el escenario pueden tomar forma. El objetivo de la iluminación del escenario es iluminar al intérprete, revelar correctamente la forma de todo lo que está en el escenario, ofrecer la imagen del escenario con una composición de luz que pueda cambiar tanto la percepción del espacio como del tiempo. Gracias a la luz, se pueden inventar espacios y desarrollar historias proporcionando información en una atmósfera creada para cada situación.

Tipos de focos teatro

Obviamente el número y la colocación de los focos dependerá de lo que se vaya a representar en el escenario. A continuación indicaremos el tipo de focos con los que podremos trabajar.

  • Iluminación básica. Consiste normalmente en dos luces PAR colocadas en un pie a la derecha, a la izquierda y delante del escenario.
  • Luces de piso. Son útiles para iluminar la batería o los teclados en un concierto. Al mismo tiempo, el escenario no debe estar mal iluminado. También podemos usar proyectores LED a batería. Estos últimos son ideales para crear un ambiente de forma rápida y fácil. Sin embargo, tendremos que distanciarlos entre sí para lograr un efecto más uniforme.
  • Luces suspendidas del techo. Se colocan en barras transversales fijadas en un pie. Otras que se cuelgan del techo son los focos de retroiluminación, las luces estroboscópicas y los cabezales móviles. Por lo tanto, la retroalimentación se utiliza generalmente en la parte delantera del escenario. Las estroboscópicas se dirigen hacia el público. Por último, las cabezas móviles son las más utilizadas, especialmente en clubes o pequeños festivales.

Estos son algunos de los tipos de focos más utilizados. Aunque hay otros como la cabeza móvil del rayo que ofrecen múltiples combinaciones de colores. También aquí entrarían las máquinas de niebla.

 

Entradas Relacionadas