Tipos de iluminación cine

Tipos de iluminación cine
En el cine, y especialmente en la Dirección de Fotografía Cinematográfica, la luz es un elemento fundamental. Tanto es así que sin ella es prácticamente imposible filmar nada. Con esto en mente, es importante saber cuáles son los tipos de luces en el cine que podemos usar para hacer que cada una de nuestras tomas se vea y exprese exactamente lo que estamos buscando.

Iluminación cine

La iluminación en el cine es un factor expresivo y funcional que ayuda a crear continuidad entre las diferentes tomas y a aumentar la expresión artística de la imagen. Podemos encontrar tanto iluminación natural como artificial en la que usamos proyectores o lámparas. La luz es la base del cine, gracias a ella la cámara es capaz de captar las imágenes, a través del CCD en las cámaras de vídeo y la película en las cámaras de cine. Siempre ha tenido tres funciones: crear una atmósfera, claridad visual y autenticidad en la escena. Con un uso preciso y obsesivo de la iluminación, el cine nos ha dejado las mejores y más impresionantes escenas de la historia del arte, haciendo uso de efectos de luz, claroscuros y perfección fotográfica.

Tipos de iluminación cine

Luz principal

Fundamental para la mayoría de los tipos de iluminación de cine que usaremos, la luz principal es la primera y normalmente la más importante que un Director de Fotografía usa en la configuración de la iluminación del cine.

El propósito de la luz principal es resaltar la forma y dimensión del sujeto. La luz principal no es obligatoria, ya que su ausencia también puede permitirnos obtener resultados muy atractivos (como una retroiluminación muy marcada en la que una silueta está perfectamente delineada).

Si vamos a iluminar un objeto en movimiento, podemos utilizar varias luces principales que iluminan el sujeto en los momentos adecuados a medida que se mueve.

La luz de relleno

En la iluminación tradicional de tres puntos, la luz de relleno es una luz menos potente que se encuentra en el lado opuesto de la luz principal (no de frente, sino casi perpendicular). Esta luz está destinada a rellenar las sombras de alto contraste que la luz principal puede crear en la cara del sujeto. El relleno resalta detalles en la oscuridad para afectar el estado de ánimo que el Director de Fotografía desea.

Luz de fondo

Una luz de fondo ilumina al actor, actriz u objeto desde atrás, y normalmente se coloca más alto que el objeto que se está iluminando. Este tipo de iluminación se utiliza a menudo en las películas para separar un objeto o un actor de un fondo oscuro y para dar al sujeto más forma y profundidad. Esta luz puede ayudar a hacer que el sujeto se destaque de un fondo plano y bidimensional.

Cuando se trata de la retroiluminación, la luz del sol se utiliza a menudo de forma extensiva. A este respecto, cabe señalar que si bien la luz solar directa puede ser a menudo demasiado dura para iluminar al sujeto como luz principal, como luz de fondo el sol puede hacer que el sujeto resalte como una silueta en una imagen realmente atractiva (si queremos darle algún detalle y no sólo una silueta negra, podemos reflejar la propia luz solar con un reflector orientado hacia el sujeto).

La luz principal, la luz de relleno y la luz de fondo forman una configuración de iluminación de tres puntos, la más tradicional tanto en el cine como en la fotografía.

Luz suave

La luz suave es más un término que describe el tamaño de una fuente de luz que un lugar. La luz suave proviene de una gran fuente, ya sea una lámpara o una lámina de difusión. Esta luz producirá sombras suaves o, si es lo suficientemente suave, ninguna sombra en absoluto.

Podríamos decir que hay dos maneras de trabajar con luz suave:

Por un lado podríamos aumentar la potencia de la luz principal y utilizar mucha luz de relleno. Esto mantendría una iluminación brillante y equilibrada, creando imágenes con una luz suave y prácticamente sin sombras.

Por otro lado podemos simplemente suavizar una fuente de luz principal con materiales de difusión para reducir las sombras, obteniendo una luz suave con sombras sutiles y poco marcadas, pero con una iluminación general no tan clara como en el caso anterior.

Luz dura

La luz dura, en contraposición a la luz suave, crea sombras nítidas y muy duras (es decir, muy nítidas, con poca transición entre las zonas más oscuras y más claras de la imagen). Podemos lograr este tipo de luz filmando bajo el sol de mediodía o con una pequeña fuente de luz.

En muchos casos, la luz dura es una luz indeseable, ya que genera imágenes muy contrastadas que pueden no ser lo que busca el Director de Fotografía. Es precisamente para estos casos que se inventaron los difusores y reflectores opacos. Si queremos obtener una luz más suave, también podemos cambiar la fuente de luz por una más grande.

Si hay que filmar en exteriores pero la luz del sol parece demasiado dura, tenemos dos opciones: o bien esperar a las horas del atardecer o bien esperar a que el sol se esconda detrás de las nubes; actuarán como difusores de luz natural.

Entradas Relacionadas