Qué es un guión literario

Qué es un guión literario
Un guión literario es un documento que contiene una historia destinada a ser contada en imágenes y sonido. Es el primer paso para hacer una película. En el guión literario se detallan las acciones y diálogos de los personajes, acompañados de descripciones generales de los escenarios y notas para los actores. La historia se escribe de manera que sea visible y comprendida. Pero sin dar indicaciones técnicas para la realización de la película o sobre el trabajo de cámara.

Qué es un guión literario

Un guión literario es un documento que contiene una narración que ha sido destinada a ser filmada. Especifica las acciones y diálogos de los personajes, da información sobre los escenarios e incluye notas para los actores. La historia se narra de tal manera que el lector del guión puede verla y oírla, pero sin dar indicaciones técnicas para la realización de la película (tamaño de los planos, movimientos de la cámara, etc.); eso ya se deja para el guión técnico.

Formato del guión literario

Los guiones literarios se dividen en secuencias o escenas.

Tienen un formato propio que permite al director, a los actores y a todo el equipo técnico leerlo fácilmente y saber cómo y dónde se desarrolla la historia.

Una escena o secuencia es simplemente un fragmento de la historia que ocurre en el mismo espacio y/o tiempo.

Esto significa que cuando cambiamos la escena, o si hay una elipse temporal dentro de la misma escena, cambiaremos la escena.

Lo primero que debes saber es que siempre se escriben con la fuente Courier New, tamaño 12.

Y esto se debe a que, gracias a esta norma, una página de guión literario suele corresponder a aproximadamente un minuto de película en la pantalla.

Elementos de un guión literario

Aunque cada uno tiene sus propios recursos creativos y de escritura, podemos identificar elementos clave para la composición de un guión audiovisual:

  • Cabecera de la escena: ubicación de la acción.
  • Descripción: acciones y notas de dirección.
  • Personajes y diálogos: da entrada a las intervenciones de los personajes (CONT'D; O.C.; O.S.; V.O.; OFF)
  • Notas: notas de ritmo y dirección.
  • Transiciones: saltos entre escenas (CORTAR; DISOLVER).
  • Plano: notas de dirección que enfatizan los planos de importancia capital para la historia.

Características del guión literario

El guión literario es la forma en que los cineastas traducen, de manera organizada, una historia o idea que luego se convertirá en una película o programa. En el guión literario, tanto los diálogos como la acción narrativa suelen estar presentes de forma completa, pero no hay indicios de naturaleza técnica. El lenguaje a utilizar en un guión literario de calidad debe ser muy visual y cinematográfico o televisivo, evitando los desvíos literarios que pueden convertirlo en un documento demasiado inespecífico o inútil para un proyecto audiovisual.

Antes de enfrentarse a un guión literario, hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Lo que se va a contar, encarnado en el tema o idea que se quiere transmitir.
  • Quiénes serán los personajes del guión literario, detallando y diferenciando los personajes principales y secundarios, así como sus características físicas y psicológicas y su arco dramático en la narración.
  • Cómo será el tratamiento de la película o programa, definiendo el género en el que se moverá la historia y sus condiciones desde el punto de vista formal del lenguaje audiovisual.
  • Cuando el relato tiene lugar en el guión literario, limitándolo a un período o períodos de tiempo determinados, que marcarán inevitablemente la estructura narrativa de la película o el programa.

A través de este documento vital que es el guión literario, realizado por un guionista, se inicia la planificación de un proyecto cinematográfico o televisivo, ya que a partir de éste, el director o realizador trabajará el llamado guión técnico, que recogerá todas las indicaciones sobre aspectos técnicos para la efectiva producción de la obra audiovisual.

En definitiva, el guión literario es la primera piedra que se pone en todo proyecto audiovisual, ya que materializa la concepción de una idea o un relato en papel, sin constituir por sí mismo una obra literaria, ya que las necesidades y el espíritu de una obra audiovisual requieren una forma de expresión diferenciada.

Entradas Relacionadas